• Blanco Icono de Instagram
  • Guerrero Hoy

Advierte la OMS: la "crisis de vacunas" perpetúa la pandemia



La crisis de vacunas denota “una desigualdad espantosa que perpetúa la pandemia”, y la comunidad internacional debe hacer un esfuerzo para que 10 por ciento de la población de cada país haya sido inmunizada para septiembre, afirmó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Al comenzar la 74ª Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra, en la que jefes de Estado y gobierno, la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la OMS presentaron sus ideas para frenar el Covid-19 y preparar la respuesta a próximas pandemias, el director de la OMS advirtió de la posible futura aparición de un virus más peligroso que el SARS-CoV-2.


Esta asamblea, del 24 de mayo al 1 de junio, se celebra en línea en momentos en que la comunidad internacional trata de acelerar la vacunación en los países pobres, muy retrasados, para poner fin a una pandemia que sigue asolando.


“A 17 meses del inicio de la mayor crisis de salud en generaciones, la situación sigue siendo peligrosa. Pese al avance de los conocimientos sobre el coronavirus, a la creación de varias vacunas, a los esfuerzos de los gobiernos y comunidades y a la ardua labor de los trabajadores sanitarios, en lo que va de este año se han registrado más casos y muertes por Covid-19 que en todo 2020”, subrayó el director de la OMS.


“Un pequeño grupo de países fabricantes y compradores de la mayor parte de las vacunas controla el destino del resto del planeta”, aseveró Adhanom Ghebreyesus al denunciar la “desigualdad escandalosa” en la distribución de vacunas.


Según el funcionario, más de 75 por ciento de todas las dosis se han administrado en solo 10 naciones. “Un pequeño grupo de países que fabrican y compran la mayoría de las dosis del mundo (…) controlan el destino de la humanidad”, lamentó.


“El número de vacunas administradas hasta ahora en todo el mundo habría sido suficiente para cubrir a todos los trabajadores sanitarios y a los ancianos si se hubieran distribuido de forma equitativa”, añadió.


El jefe de la OMS instó a las naciones a donar dosis de antígenos al mecanismo Covax para que 10 por ciento de las poblaciones de todos los países haya sido inoculada en septiembre, con el fin de alcanzar 30 por ciento a finales de año.


Menos de 0.5 por ciento


Hasta la fecha, la iniciativa Covax ha enviado 70 millones de dosis a 124 países y economías, una cifra que alcanza a menos de 0.5 por ciento de la población combinada de esas naciones. Agregó que si bien se ha observado una baja del número de infectados y fallecidos por tres semanas consecutivas, “la situación mundial sigue siendo frágil”.


“Ningún país debe dar por hecho que ha superado la crisis independientemente de su tasa de vacunación”, alertó y argumentó que aunque por ahora no han surgido variantes resistentes a las vacunas, o tratamientos, no hay la certeza de que esto será así siempre.


El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expuso que el mundo está “en guerra” contra el Covid-19 y urgió a la comunidad internacional a adoptar una lógica de guerra para detener la pandemia, que ha matado al menos a 115 mil trabajadores sanitarios a nivel mundial, según la OMS.


Recordó a los 3.4 millones de vidas que han sucumbido al Covid-19 como un “tsunami de sufrimiento”, que además ha provocado la pérdida de unos 500 millones de puestos de trabajo y ha costado billones de dólares a las arcas de los países.


India se convirtió este lunes en el tercer país con más muertos por coronavirus, con más de 300 mil, mientras el devastador repunte de contagios daba signos de remitir en las ciudades grandes, pero sigue castigando a las zonas más pobres.


Los muertos en India suponen 8.6 por ciento de los casi 3.4 millones de fallecidos en todo el mundo, aunque se cree que las cifras reales son considerablemente mayores. Estados Unidos y Brasil encabezan la lista de víctimas.


El presidente de Bolivia, Luis Arce, recibió la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V en momentos en que la tercera ola de contagios recrudece en el país andino.


El saldo por la pandemia es de 3 millones 468 mil 733 muertes y 167 millones 89 mil 543 contagios, según la Universidad Johns Hopkins.

0 vistas0 comentarios