Buscar
  • Guerrero Hoy

La cuarentena de Boris Johnson provoca el caos en el Canal de la Mancha

El Gobierno francés amenaza entre tanto con "medidas recíprocas" tras la drástica decisión que afecta al segundo gran destino turístico de los británicos



La cuarentena del coronavirus impuesta por el Gobierno británico a los viajeros provenientes de Francia provocó la estampida caótica de decenas de miles de turistas británicos, prestos a cruzar el Canal de la Mancha por aire, por mar y por el Eurotúnel en una operación bautizada por los medios británicos como el "mini-Dunkerque" de Boris Johnson (en referencia a la evacuación de las tropas aliadas ordenada Winston Churchill en 1940).


El Gobierno francés ha amenazado entre tanto con "medidas recíprocas" tras la drástica decisión que afecta al segundo gran destino turístico de los británicos (10,3 millones de visitantes en el 2019), casi tres semanas después de implantar el confinamiento de 14 días a los viajeros desde España (18 millones de turistas al año).


Unos 160.000 británicos que se encuentran de vacaciones en Francia pueden verse forzados a la cuarentena a la vuelta, con lo que se llevaba especulando desde el pasado domingo. Otras estimaciones elevan la cifra de afectados hasta el medio millón. La decisión, anunciada a última hora del jueves, dejaba apenas un margen de 30 horas para anticipar el regreso y poder evitar el confinamiento, que puede precipitar una cascada de bajas laborales y el retraso en la vuelta al cole de miles de niños.


El 'premier' Boris Johnson estuvo sopesando la situación hasta el miércoles, pero las 2.669 infecciones registradas en Francia ese mismo día sirvieron finalmente como acicate para incorporar al país vecino -junto a los Países Bajos, Malta y Mónaco- a la "lista negra" de más de 60 destinos de riesgo.


"Hay que ser absolutamente implacables con la cuarentena", dijo Johnson a su paso por Irlanda del Norte. "Aunque ello suponga tomar medidas que pueden afectar a nuestros más queridos amigos y socios".

El ministro de Trasportes Grant Shapps -el mismo que estaba de vacaciones en España el 26 de julio cuando se anunció la cuarentena- confirmaba poco después la decisión de incluir a Francia en la lista de países "señalados" por la Covid-19 a partir de las cuatro de la madrugada del sábado.


"Hemos trabajado muy duro en este país para rebajar el número de afectados y lo último que queremos es ver que la gente traiga de vuelta las infecciones", advirtió en la BBC Shapps. "Lo estamos haciendo para protegernos".

Según Shapps, la cuarentena a Francia se produjo al rebasar la línea de seguridad marcada por los asesores científicos (más de 20 casos por 100.000 habitantes a lo largo de siete días). Francia ha llegado esta semana a 32,1 casos por 100.000 habitantes, frente a los 18,5 del Reino Unido. Las islas británicas superan sin embargo por número de muertes (41.329 tras el reciente "recorte" de más 5.000 víctimas en Inglaterra) a las de sus vecinos continentales (30.388) y a los de toda Europa.


"Oh Merde!", fue el titular con el que el popular The Sun acogió el anuncio de la cuarentena para Francia, con nocturnidad y alevosía. El popular presentador televisivo Piers Morgan, crítico implacable de Boris Johnson por su gestión de la pandemia, se convirtió en cabecilla de #LeGreatEscape y se hizo un 'selfie' en la noche del jueves en un aeropuerto francés junto a sus hijos, "gandules de la cuarentena".


Los billetes de avión, del Eurotúnel y de los ferries de Calais a Dover se dispararon en cuestión de horas y se agotaron en muchos casos. Los portales de internet colapsaron ante el aluvión de turistas británicos deseosos de entonar el "au revoir" y precipitar el regreso a casa, maldiciendo de paso los volantazos de sus políticos.


"No os estamos pidiendo que dejéis Francia inmediatamente", fue el mensaje lanzado en vídeo por el embajador británico en París, Edward Llewellyn, para evitar la estampida. "Si seguís las precauciones de seguridad, podréis aislaros a vuestro regreso y seguir adelante con vuestras vacaciones".


Los 'touroperadores' y las líneas aéreas arremetieron nuevamente contra el Gobierno británico. "Es otro golpe devastador contra la industria turística, que ha sufrido ya la peor crisis de su historia", aseguró Tim Aderslade, portavoz de Airlines UK, que aseguró que las soluciones más apropiadas son las "medidas subnacionales para las cuarentenas" o los test a los pasajeros "para evitar que los que den negativo tengan que aislarse, como ocurre en Alemania".


Las grandes líneas aéreas llegaron de hecho a llevar a los tribunales al Gobierno británico cuando se impuso inicialmente la cuarentena general a los visitantes, el pasado 8 de junio. En esas fechas, la mayoría de los países europeos estaban ya abriendo sus fronteras en plena desescalada y la medida fue criticada como "desfasada" e "inefectiva" (teniendo en cuenta que 25 millones de visitantes pudieron entrar sin ningún tipo de control en el Reino Unido ente enero y marzo y 100.000 lo hicieron en el momento crítico de la pandemia).

El 29 de junio, el Gobierno británico suavizó su política y restringió el requisito de la cuarentena a medio centenar de países, entre los que no estaban inicialmente ni España ni Francia. Decenas de miles de británicos interpretaron esa decisión como la señal definitiva de su Gobierno de permitir las vacaciones en sus dos destinos predilectos. El propio Johnson aseguró sin embargo en su momento que la decisión era "reversible" y en función de cómo evolucionaba el número de infecciones en cada uno de los países.


El Gobierno francés podría anunciar en las próximas horas "medidas recíprocas" y ordenar la cuarentena de 14 días a los visitantes del Reino Unido, según anunció el ministro francés de Asunto Europeos Clément Beaune, que expresó no obstante su deseo de "volver a una situación normal lo antes posible". El ministro de Transporte francés, Jean-Baptiste Djebbari, advirtió por su parte a Londres que será necesario "armonizar los protocolos de salud para garantizar un alto nivel de protección a ambos lados del Canal de la Mancha".


El Gobierno de los Países Bajos intentó rebajar por su parte la tensión creada y advirtió que no tiene intención de requerir en un futuro inmediato la cuarentena de 14 días a los visitantes del Reino Unido.

0 vistas

¡Suscríbete para seguir informándote!

  • Blanco Icono de Instagram

© 2020 Guerrero Hoy